Aunque el teletrabajo se ha convertido en algo cada vez más común en el ámbito laboral actual, el último mes lo ha convertido en una necesidad para muchos de nosotros; y dado que todos estamos en el mismo barco, necesitamos encontrar soluciones que no sólo maximicen nuestra propia productividad, sino que también garanticen el apoyo a nuestro equipo.

En este artículo resumimos tres ideas que pueden ayudarte a ti y a tus compañeros de trabajo a sacar el máximo provecho de nuestra realidad actual en la que desarrollamos nuestro trabajo desde casa.

Implementa nuevas formas de trabajar

Tratar de actuar como si fuera «lo de siempre» probablemente te llevará a la frustración. No sólo está bien admitir que nuestra situación actual no tiene precedentes, es esencial. A medida que tú y tus compañeros de trabajo os sintáis más cómodos trabajando desde casa, el equipo puede empezar a desarrollar soluciones adecuadas para la nueva normalidad. Steelcase, una de las empresas líderes en mejores prácticas de trabajo, recomienda «canales para la comunicación formal e informal… herramientas digitales para hacer visible el pensamiento entre los miembros del equipo para mantener a todos al tanto de lo que está pasando, (y) una rápida reunión de vídeo diaria para establecer un alineamiento».

Mantén tu horario de trabajo y ciertos límites

El cambio es bueno cuando se trata de métodos de trabajo a distancia; pero ciertas prácticas están siempre vigentes, ya sea en la oficina o en la mesa de la cocina. Mientras que puede ser tentador disfrutar de las ventajas clásicas de trabajar en casa, como dormir hasta tarde, Forbes aconseja a los trabajadores que «establezcan un horario de trabajo para uno mismo y se atengan a él». Intenta levantarte a la misma hora todos los días y trata los días de la semana como lo hiciste siempre. Para la mayoría de la gente, la mañana es el momento para hacer el trabajo importante, así que trata de terminar cualquier tarea difícil lo más temprano posible».

Forbes también aboga por establecer límites en el hogar, designando ciertos tiempos y espacios para el trabajo. «Da a tu familia señales de cuándo dejarte en paz. Por ejemplo, cuando la puerta está cerrada, significa que papá está en una conferencia y no quiere que lo molesten.»

No olvides divertirte

Hemos hablado de algunas formas de mejorar tu experiencia laboral a distancia, pero igual de importante es mantener la camaradería entre tú y tus compañeros. Dado que las visitas a los puestos de trabajo y los almuerzos en grupo no son posibles por el momento, es esencial encontrar nuevas formas de mantenerse en contacto. Considera la posibilidad de organizar pausas para café o happy hours virtuales que te permitan ponerte al día con lo que la gente ha estado viviendo, con las nuevas recetas que han probado y con otros temas no relacionados con el trabajo que sacarías a relucir en la sala de descanso.

Estamos todos juntos en esto, una máxima que no solo se aplica al trabajo en equipo, sino también al juego en equipo.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en el blog de Biamp