Haz una prueba, escribe «enmascaramiento de sonido» en cualquier sitio de búsqueda en Internet y es probable que aparezcan resultados centrados en el «ruido blanco» o el «ruido rosa«.

Pero una solución de enmascaramiento acústico no debe confundirse con productos que producen ruido blanco o rosa. De hecho, en esencia, una solución de enmascaramiento de sonido correctamente instalada y puesta en marcha de forma eficaz debe producir un sonido que no sea ni blanco ni rosa.

Cuando un sistema de enmascaramiento de sonido proporciona una cobertura uniforme y está correctamente zonificado, la principal preocupación es cómo suena la salida para las personas que están el entorno afectado. Los acústicos han estudiado cómo perciben los oídos humanos los distintos sonidos y cómo los interpreta el cerebro, y han identificado la gama preferida dentro de la cual el enmascaramiento acústico es eficaz para proporcionar privacidad al habla y, al mismo tiempo, ser discreto.

El gráfico siguiente muestra dónde se sitúa la salida de enmascaramiento acústico dentro del espectro del habla.

Cuando se habla de sistemas de enmascaramiento acústico, se suele utilizar el término «ruido blanco». Pero en el mundo del audio y la acústica, hay dos definiciones comunes de ruido blanco:

  • Puede referirse a un tipo muy específico de ruido que se describe en términos matemáticos, como se muestra más arriba.
  • El término también se utiliza para referirse a cualquier sonido de fondo constante, como agua corriendo, música, un sistema de climatización, etc. En este sentido, prácticamente cualquier cosa puede considerarse «ruido blanco» siempre que sea relativamente constante.

El ruido rosa, un subconjunto del ruido blanco, se utiliza a menudo en el mundo del audio para ajustar y probar altavoces y otros equipos de audio.

Como se muestra en el gráfico anterior, el enmascaramiento sonoro difiere tanto del ruido blanco como del ruido rosa.

Una salida de enmascaramiento acústico correctamente diseñada debe considerarse como un filtro delante de una luz; un filtro que se desarrolló con el propósito muy específico de garantizar la privacidad del habla. Tiene en cuenta el modo en que los seres humanos recibimos el sonido con el oído y utilizamos el cerebro para interpretarlo como voces humanas, u otros ruidos, que se producen en un entorno interior determinado.

La conclusión es que, la salida que produce el enmascaramiento de sonido es un tipo muy específico de sonido que los ingenieros acústicos desarrollaron con el fin de proteger la privacidad del habla. Está relacionado acústicamente con el ruido blanco y el ruido rosa, pero hay una clara distinción entre la definición matemática de la salida de enmascaramiento de sonido y sus parientes descritos con colores.

Tienes aquí más información sobre las muchas formas en que las soluciones de enmascaramiento de sonido Cambridge de Biamp protegen la privacidad del habla, reducen las distracciones sonoras, mejoran el confort en la oficina y aumentan la productividad en el lugar de trabajo.

Las soluciones de enmascaramiento de sonido Cambridge Sound de Biamp son distribuidas en España por AVIT VISION