Varios estudios realizados por Steelcase, líder mundial en soluciones de arquitectura, mobiliario y tecnología para oficinas, dejan claro que las empresas deben atender las expectativas claves de sus empleados, en relación con las condiciones del entorno de trabajo, para la transición al regreso a la oficina después del COVID.

Los resultados de los estudios, difundidos en el reciente “Global Report: Changing Expectations and the Future of Work” de Steelcase, proporcionan información útil y constituyen una llamada a la reflexión para los responsables de empresas de todo el mundo que planean el regreso de sus trabajadores a la oficina.

Según el informe, “después de pasar meses en casa durante una crisis, los trabajadores nunca han sido más conscientes de lo que quieren de su trabajo y su entorno laboral. Tienen nuevas y mayores expectativas de sus empleadores y de sus centros de trabajo, deseando una experiencia notablemente diferente y mejor que la que dejaron”.

Dos de las “necesidades críticas de los empleados” identificadas en el informe, la productividad y el confort, son de especial interés en relación con las conocidas ventajas del enmascaramiento sonoro: reducción de las distracciones por ruido, aumento de la privacidad del habla y mayor confort en el lugar de trabajo.

Antes de la pandemia, la gente no estaba cómoda en las oficinas si no tenía los niveles adecuados de privacidad que le permitiesen realizar su trabajo de manera concentrada, según el informe de Steelcase. Ahora, hay muchas suposiciones sobre si la gente volverá a la oficina únicamente para realizar actividades de grupo y colaboración. Pero los datos muestran que los empleados y los directivos quieren que los espacios de trabajo favorezcan el trabajo de concentración individual, así como la colaboración.

De los 10 países incluidos en los estudios de Steelcase, nueve sitúan un entorno tranquilo y profesional entre las cinco principales razones para querer volver al centro de trabajo.

El informe contiene numerosas conclusiones informativas, pero la más importante es que el enmascaramiento sonoro aborda claramente dos de las principales áreas de interés: la necesidad de que los entornos de trabajo sean productivos y cómodos.

El enmascaramiento sonoro es una herramienta clave para solucionar los problemas de privacidad de las conversaciones. Es el proceso mediante el cual se agrega un sonido de fondo no intrusivo de nivel bajo para reducir la inteligibilidad del habla humana y las distracciones acústicas del ambiente.

Las soluciones de enmascaramiento sonoro Cambridge de Biamp están disponibles es España a través de AVIT VISION. Visita soundmasking.avitvision.es para más información.