Un video wall, hoy día, ya no tiene por qué ser ese reto al que debían enfrentarse los integradores antes. En este artículo hemos creado una guía paso a paso sobre cómo puedes poner en marcha fácilmente tu video wall.

En una época llena de smartphones y donde los individuos dedican poca atención, y muy efímera, a su entorno, un video wall dinámico es una gran manera de hacer que los clientes, empleados o socios se fijen en él y en su contenido. Te mostramos a continuación en tres pasos cómo crear un Video Wall impactante.

Paso 1: Determina el tamaño, el contenido y los procesadores

¿Estás pensando en una configuración estándar de video wall? ¿O tienes en mente un diseño de pantalla personalizado no convencional? Independientemente de lo que decidas, al saberlo de antemano, te aseguras de que los equipos que elijas para el video wall serán capaces de crear el tipo de video wall que quieres.

¿Qué estás mostrando en tu video wall? ¿Deportes, noticias, películas, programas de televisión u otros contenidos que normalmente se encontrarían en las emisoras de cable/satélite? ¿Apple TVs o dispositivos de streaming? ¿O vas a reproducir tu propio contenido personalizado, como menús o señalización digital? Si estás eligiendo este tipo de contenido, ten en cuenta que no todos los equipos están configurados para poder ofrecer resoluciones o relaciones de aspecto personalizadas. El fabricante norteamericano AVPro Edge ha desarrollado soluciones para resolver este problema, como el Fresco 4 que permite áreas de captura personalizadas.

¿Cómo vas a dividir la señal de vídeo que se distribuirá a cada una de las pantallas? Hay muchas maneras, pero aquí te mostramos las más habituales:

1. Compra displays comerciales que tengan una función de video wall incorporada. Para esta aplicación se necesitará un separador/repetidor de señal, también conocido como amplificador de distribución.

La línea de amplificadores de distribución HDMI de AVPro Edge funcionará perfectamente para este escenario, ya que están disponibles en 1×4 y 1×8. Para video walls más grandes, el AC-FRESCO-DA116 ampliable es una solución perfecta. Este producto puede enviar 4K60 (4:4:4) a cada una de sus 16 salidas, además cada salida está sincronizada para asegurar que se recibe exactamente la misma imagen a cada una de las pantallas de video al mismo tiempo.

2. Compra displays de consumo a un precio más bajo y utiliza un procesador de video wall externo para dividir la imagen y ofrecer una región de captura personalizada a cada panel.

Los integradores pueden ahorrar mucho dinero a sus clientes instalando video walls formados por pantallas de consumo que son mucho más económicas. En estos casos, debes elegir un procesador de video wall que pueda captar una señal de video y dividirla en diferentes regiones de captura.

El Fresco 4 (AC-FRESCO-CAP-4) ha sido diseñado exactamente para este escenario. Es capaz de crear un video wall de 2×2 directamente al sacarlo de la caja, y es ampliable para video walls más grandes. Encuentra más información sobre el Fresco 4 aquí.

Paso 2: Planifica y mide concienzudamente

El viejo dicho de medir dos veces y cortar una vez suena bien cuando se instala un video wall. Haz un diagrama de tu instalación en papel o en tu ordenador. Muestra cada equipo en el plano junto con su conexión y cableado, equipos de distribución, procesadores de video wall, soportes y displays. Esto asegurará que nada se deje al azar una vez que inicies la instalación.

Una vez que el diseño esté completo, asegúrate de anotar las dimensiones de las pantallas. Necesitarás esto cuando empieces a colocar los paneles en la pared. Mide el área de instalación para asegurarte de que todo encaje y empieza a marcar en la pared donde colocarás todos los soportes para los displays. Siempre es mejor medir dos veces que taladrar en un soporte que tendrás que mover más tarde.

Paso 3: Conectándolo todo

En este punto deberías ser capaz de colgar las pantallas, alimentarlas y tener un cable HDMI conectado a cada una de ellas.

Si estás usando displays comerciales, puedes conectar cada uno de ellos al Fresco 1×16. Ajusta las regiones de captura utilizando los controles de las pantallas. Una vez que el amplificador de distribución tenga una fuente, se encenderán las pantallas. Puedes gestionar cualquier ajuste con los controles individuales de cada display.

Si utilizas displays de consumo, conecta cada display de tu video wall al procesador del video wall. Una vez conectado al sistema, los procesadores se encargan de mapear cada región de captura para que el vídeo cree una imagen de gran tamaño. Cuando utilices el Fresco 4 puedes descargar el software gratuito para PC y conectar tu ordenador al procesador del video wall a través de la red, USB o puerto serie. Una vez conectado, utiliza el software para introducir el tamaño y la disposición de la pantalla, entonces el Fresco 4 hará el resto del trabajo. Una vez que una fuente de vídeo está conectada, tendrás un video wall al instante.

Estos son los pasos básicos para instalar un video wall, pero cuando tengas pensado instalarlo, siempre es una buena idea contactar con el personal de ingeniería de AVPro Edge en España, AVIT VISION, que te podrá echar una mano a la hora de asesorarte sobre qué equipos son los más indicados según lo que quieras lograr.

Puedes contactar con AVIT VISION en el teléfono de atención al cliente +34 954 189 006 o bien haciendo tu consulta directamente en su portal de soporte en https://b2b.avitvision.es/contacta/


Este artículo es una versión en español del aparecido en el blog de AVPro Edge: https://www.avproedge.com/news/how-to-build-a-video-wall