Todos los que trabajan en una oficina saben que una pizarra física es la mejor manera de esbozar ideas en equipo, documentar los plazos de los proyectos y hacer un seguimiento de los hitos. La mayoría de las empresas se aferran a esas pizarras de probada eficacia que son decididamente de baja tecnología. Utilizan rotuladores de colores, anotan las notas y luego toman una foto con el teléfono.

Pero además, pocas son las salas de reuniones que no incluyen entre sus equipos un monitor de gran tamaño para mostrar presentaciones o realizar videoconferencias, sobretodo desde 2020, cuando el hecho tener que llevar a cabo de videoconferencias se ha vuelto indispensable en cualquier oficina del mundo. Si ya debemos tener en la sala un monitor de gran tamaño y una pizarra en la que escribir nuestras ideas, ¿por qué no combinar ambos elementos y desprendernos de la pizarra analógica? Eso es lo que platean las Pizarras Digitales Interactivas.

Las pizarras digitales, disponen de potentes funciones para guardar lo que escribamos o dibujemos sobre la pantalla, celebrar una sesión de videoconferencia y además permitirle celebrar una reunión interactiva entre oficinas remotas.

Es importante pensar en el flujo de trabajo de su empresa cuando considere la necesidad de una pizarra digital. Es importante que esta esté equipada con alguna tecnología de reconocimiento de dibujos, gracias a la que poder reconocer cuadrados, círculos, triángulos, flechas, segmentos de líneas, etc. Esto permitirá acelerar las reuniones al, por ejemplo, dibujar una tabla en la pantalla, y que esta adapte su tamaño junto con el contenido escrito dentro.

En una pequeña empresa de quizás 10 o 15 empleados, que suelen celebrar reuniones con apoyo visual (como en el diseño de un nuevo espacio de oficina o la creación de una nueva aplicación), pueden llegar a reunirse en una sala de conferencias cuatro o cinco veces al día para lluvias de ideas, sesiones de organización y distribución de trabajo. Algunas empresas que trabajan en un proyecto de gran importancia pueden incluso reunirse más a menudo que eso. Que estas personas puedan tener en sus ordenadores, tras salir de la reunión, la información que han elaborado y compartido juntos, acelera el trabajo colaborativo.

Algunos de los beneficios de una pizarra digital van más allá de la toma de notas y la conversión de las imágenes. Si bien se podría pensar en una pizarra digital como una tableta de gran tamaño, estas cumplen un propósito distinto al unificar un debate entre oficinas remotas. La serie WR de Hisense ha certificado su compatibilidad con los principales programas de videoconferencia, como Cisco Webex, Zoom y Microsoft Teams, para poder ofrecer una experiencia integrada con el vídeo en remoto y permitir mantener reuniones de manera rápida en todo momento con cualquier persona situada en cualquier lugar.

Otro elemento a tener en cuenta a la hora de pensar en equipar una sala con un pizarra digital, es cómo rentabilizar la gran pantalla de monitor que vamos a tener en la sala.

Además de poder servir para escribir, debatir y organizar ideas, ya hemos visto como la pizarra digital la podemos usar para entablar a través de ella videoconferencias, pero otra actividad a tener muy en cuenta es el mirroring, es decir, su uso como pantalla a través de la que compartir nuestros documentos, presentaciones o demás elementos que tenemos en nuestros dispositivos de trabajo, sean portátiles, tabletas o móviles, con el resto de asistentes a la reunión.

Las pizarras Hisense, además de permitir conectar un portátil a través de los métodos habituales de cableado, van equipadas con un dongle que al conectarse al portátil permiten que con un solo toque el contenido del mismo se muestre instantáneamente en la pizarra a través de una transmisión rápida y estable.

El mejor uso de una pizarra digital es cuando el flujo de trabajo de su oficina se basa en ideas compartidas. Muchas empresas necesitan la colaboración entre personas constantemente, en directo o remotamente, y se ahorra mucho tiempo si la pizarra digital guarda todas sus notas y discusiones automáticamente. De esta manera, puedes centrarte en la tarea que tienes entre manos en lugar de capturar la discusión.

Las Pizarras Digitales Hisense están disponibles en España a través de la Red de Distribuidores Oficiales de AVIT VISION.