Además de la nueva herramienta de configuración Web, el procesador nativo de la serie NX y el puerto AKLink, en la nueva DGX serie 100, probablemente la característica más interesante es la incorporación de las nuevas tarjetas de conmutación de audio que incluyen procesamiento de señal y proveen de la capacidad de hacer “Full audio Breakaway” en todo el rango de la DGX. A pesar de que ésta necesidad fuera en el pasado eliminada por consideraciones de diseño, ahora cualquier audio de cualquier fuente puede ser enviado a cualquier destino independientemente del vídeo.


La capacidad de embeber o des-embeber el audio tanto en la entrada como en la salida sigue siendo una gran funcionalidad, pero con la nueva DGX serie 100 y sus nuevas tarjetas de audio ahora podemos no solamente embeber y des-embeber audio de canales 7.1 en la entrada sino que podemos convertirlo en una fuente estéreo para su distribución a otras áreas auxiliares por ejemplo a otra zona de una casa o a un ambigú en un cine.

Cualquier audio de cualquier fuente puede ser enviado a cualquier destino, independientemente del vídeo.

Las nuevas tarjetas de audio incorporan un DSP en todas las entradas y salidas.  Las funcionalidades de éste DSP son entre otras: ecualizador paramétrico de 10 bandas, control de volumen de salida, líneas de retardo balanceadas de sincronía, compresión variable y un generador de tono test, muy apropiado cuando se trata de comprobar 64 zonas de audio ¿verdad?

Con toda esta capacidad y potencia de procesamiento, lo más impresionante es como se pueden ajustar todos estos parámetros a través del interface Web HTML5. Es muy intuitivo, limpio y realmente fácil de usar.

Finalmente los conectores Phoenix son ahora estándar en estas tarjetas. Son más grandes, fáciles de manipular y hasta un programador como alguno de nosotros sería capaz de hacer la conexión.

Más información