El Australian Technology Park (ATP)  es un amplio complejo de eventos y tecnología ubicado en uno de los monumentos históricos más antiguos de Sydney, los talleres de locomotoras (Locomotive Workshops). Desde finales de 1800 hasta finales de 1900, los talleres de locomotoras fueron un destacado centro industrial mundial para ferrocarriles. Desde el inicio del ATP en 1995, el área ha vuelto a ser un líder en innovación.

A 10 kilómetros del aeropuerto de Sydney, el ATP se ha convertido en un sitio popular para todo tipo de eventos, desde pequeñas reuniones de juntas hasta convenciones. Capaz de alojar hasta 10.000 personas a la vez, el complejo necesitaba una alternativa a la externalización del AV para los cientos de eventos que acoge cada año. Con el fin de poder llevar el contenido por todo el complejo, su equipo de IT deseaba convertirse en uno de los primeros en adoptar la tecnología Networked AV en la región de Nueva Gales del Sur, Australia.

El ATP quería encontrar un sistema automatizado y autosuficiente capaz de trabajar en las salas de reuniones individuales del edificio, pero lo suficientemente flexible como para funcionar en eventos más grandes. La solución debía operar de manera independiente, pero sin embargo, ser lo suficientemente ágil y adaptable como para trabajar en conjunto con equipos AV de terceros, si era necesario.

El principal requisito del ATP era la necesidad de enviar contenido a las pantallas del complejo. Querían asegurarse de que podían transmitir actuaciones de teatro en vivo a las salas de espera y en otras áreas de desplazamiento, dar cabida a streaming en directo desde Internet y mostrar fácilmente anuncios y señalización promocional.

El integrador de sistemas avlogic proporcionó al ATP una solución AV centralizada basada en IP de SVSI AMX. El sistema permitió al complejo establecer un centro de distribución, donde el contenido se podía enviar instantáneamente a las pantallas situadas en cualquier parte del edificio.

Steve Hardie, jefe de IT en ATP, estuvo involucrado en todo el proceso de diseño e instalación. Se mostró entusiasmado con la estructura modular del sistema que hizo que la instalación fuera rápida y rentable. También le impresionó la capacidad del sistema SVSI de poder expandirse fácilmente a medida que las necesidades del complejo continúan creciendo. Trabajando estrechamente con avlogic, Hardie ha sido capaz de gestionar la mayor parte de las necesidades posteriores a la instalación.

¿Eres integrador o especialista en IT con experiencia en la distribución de contenido para salas de varios tamaños y clientes? Comparte tu experiencia con nosotros en los comentarios.

1